Información para el paciente y empatía para los médicos

Proporcionar la información, necesaria, adecuada y sobre todo explicada, al paciente según sus necesidades adaptándose a él, sin tecnicismos, viendo en todo momento que se está hablando a una persona, igual que el médico lo es. Que el médico empatice con el paciente, que comprenda su situación, sus emociones, sus preocupaciones puesto que así verá, desde el marco del propio paciente, su situación y podrá saber informarle y tratarle de forma adecuada mostrándole afecto. Es decir, meterse dentro del paciente y no el paciente dentro de él.

Irene Martínez Usero
Estudiante de enfermería, Universidad de Alicante